En España, “estamos ante la mejor gastronomía a nivel mundial” Entrevista a Andrea Vicens (MasterChef 3)

Inauguramos las entrevistas del 2016 con una invitada muy especial. Aunque ejercía como modelo, su salto a la fama gastronómica llegó de la mano del programa de cocina MasterChef y su pasión por las ‘butterflies’, que la acompañan también en la cocina. Andrea Vicens, finalista en la 3º edición del concurso de TVE, nos desvela qué hay detrás de su lado más ‘cucki’ y cuáles son sus retos gastronómicos para este año. ¿Pasáis hasta la cocina?
Entrevista Andrea Vicens MasterChef

  • Haber participado en el concurso televisivo MasterChef, ¿ha hecho pasar a un segundo plano la odontología y la profesión de modelo frente a tus dotes como cocinera?

Para nada. Mi paso por MasterChef ha servido para darme cuenta de que la cocina y la gastronomía son unas de mis grandes pasiones, pero sin dejar a un lado la odontología y la moda, ya que también lo son. En esta vida uno debe hacer lo que le gusta, algo con lo que se sienta realizado y que no le importe invertir tiempo en ello. Si lo haces así, se notará en el resultado y a mi no me importa invertir horas en estas tres pasiones. La moda, al ser una de mis grandes pasiones, es en lo que estoy trabajando ahora mismo, para poder fusionarla con  cocinar y la gastronomía. Sería mi sueño encontrar el término medio entre ambas y que la gente me conozca como una blogger que une cocina y moda, por eso no me he planteado una carrera como chef. Creo firmemente que la mejor manera para empezar a definir lo que puedo ofrecer es mediante un blog, eventos, talleres, redes sociales… y en eso es en lo que estoy trabajando ahora. No puedo asegurar, aún así, que no vaya a ser chef profesional en el futuro,  nunca digo nunca, ya se verá.

  • En tu perfil de concursante de este reality mencionabas una lista de restaurantes analizados y catalogados tras visitarlos. Tras tu salida de MasterChef, ¿esa lista ha crecido o han aplicado los chef el derecho de admisión al saber que acudirías a catar sus platos?
¡Claro que ha ido creciendo! ¡No ha parado! Me gusta mucho invertir en gastronomía y siempre que me lo puedo permitir intento probar distintos restaurantes. El objetivo es no repetir para tener más variedad, pero aveces es irresistible no acudir a aquel que tanto te gusta porque es irresistible (risas) Sí que es verdad que en algunos restaurantes que he ido desde mi paso por el programa están muy atentos a mis opiniones y a mostrar un buen servicio, eso se agradece. Aunque yo siempre les recuerdo que soy una cocinera amateur como cualquier otra persona que vaya a comer a un restaurante. No por haber salido en la tele he pasado a ser una chef, apenas tengo estudios de ello todavía, pero si mucho tesón y dedicación a una de mis grandes pasiones.
  • Cuando te presentaste a MasterChef rozabas la veintena, ¿cómo crees que influyó esa cifra en tu desempeño y en el resultado final del concurso?
Era, y soy, una chica joven muy ambiciosa y con bastantes aspiraciones en la vida. Creo que eso es muy importante para avanzar y para sentirte lo suficientemente seguro de ti mismo para ser capaz de alcanzar todos aquellos objetivos que te propongas. En mi caso era luchar para mantener mi sitio en el reality, pero siempre con humildad y reconociendo mis errores. A veces la suerte también es un factor importante. Yo siempre lo digo, algunas veces me libré de ser expulsada porque hice un buen plato y otras veces porque alguien lo hizo peor que yo, eso es tener suerte.
  •    ¿Ves un 2016 optimista para los chef y aspirantes a chef de tu generación?

Sí, ¿por qué no? Hoy en día la gastronomía apunta muy pero que muy alto. Se abren muchos restaurantes buenos en la Península y, eso, sin olvidar que estamos ante la mejor gastronomía a nivel mundial. Tenemos los restaurantes mejor valorados entre nosotros y unos productazos que nos permiten vestir las recetas como en ningún otro país. En resumen, creo que los aspirantes a chefs tienen un futuro optimista ante ellos.

  • Durante tu estancia en MasterChef te enfrentaste a nuevas tecnologías y herramientas en el mundo de la cocina profesional, ¿qué opinión tienes de tecnologías como la cocina al vacío y las técnicas sous vide?
Entrar en MasterChef ha sido un regalazo porque me ha permitido aumentar mis conocimientos en cocina al mismo tiempo que conocer a grandes referentes gastronómicos. Durante el programa usamos técnicas que ni sabía que existían y eso me alucinó. Después entiendes aún más la profundidad de la gastronomía y la versatilidad que estas técnicas te pueden aportar en un receta.

 

  • ‘Fashion Eats’ es uno de los proyectos gastronómicos en los que te embarcaste al terminar MasterChef, ¿a dónde quieres hacerlo llegar en 2016?
Quiero que ‘Fashion Eats’ llegue a todo el público que se sienta identificado con mi forma personal de entender la cocina.  Soy  una chica joven a la que le encanta cocinar, descubrir nuevas recetas sencillas pero originales. Hoy en día la gente no tiene ni tiempo ni paciencia para la cocina, pero sin embargo cuando quieres realizar una receta siempre buscas sorprender a tus invitados. ¿Qué mejor que contar con alguien como tú que te de ideas que funcionan para hacerlo sin complicarte mucho la vida? Es cierto, y se percibe, que hay mucho de mi personalidad en cada una de las recetas que hago. Por otro lado, ‘Fashion Eats’ no es simplemente un espacio web donde encontrar recetas, tengo otras pasiones que también deseo compartir con mis seguidores y estoy segura de que muchas otras personas se sienten identificadas con ellas. La más importante de todas es fusionar la cocina y la moda. Por ello, también voy a ofrecer todo aquello en cuanto a moda & lifestyle que me inspire y crea que les pueda interesar a todos los lectores.  Incluso he abierto el canal de YouTube Andrea Vicens, donde están colgadas tanto las recetas como vídeos de moda. Cada uno de ellos se vincula a los post que subo a ‘Fashion Eats’.  En 2016 quiero crecer y llegar a más personas que les pueda interesar lo que ofrezco de una forma cercana y sencilla.
  • Una de las recetas clave semanales en ‘Fashion Eats’ son los ‘Sunday Sandwiches’, ¿crees que se convertirán en un referente a nivel nacional?
¡Esperemos! (risas) Tengo que ir poco a poco. El que lo sigue lo consigue. Sería genial poder ser un referente nacional sobre un sandwich de domingo. Lo importante es ir haciendo, luchando cada semana para ganar nuevos seguidores a los que les pueda interesar hacer estas recetas en casa.
  • ¿Cómo ves la salud del sándwich y el bocata entre los grandes chef? ¿Estamos ante un revival gourmet de estas recetas de pie de calle?
Bueno, tanto como pasar a ser parte de los menus de grandes chef no creo, pero sí que actualmente están muy involucrados en querer mostrar su cocina en modo sandwich. Creo que esta es una buena manera, y también cercana, de hacer llegar  a más gente su cocina. Sin embargo, si quieres saborear la cocina de un buen chef, es obligatorio probar su menu degustación en el que no creo que los bocadillos sean los protagonistas, al menos por el momento.
  •   Tu público es principalmente jóven, ¿qué valores buscas transmitirles a través de tus proyectos?
Mi principal valor a transmitir es que hay que luchar y ser persistente para conseguir lo que uno quiere. Que todo tiene su recompensa después de un gran esfuerzo y que lo que cuesta conseguir luego se valora mucho más. Tengo mucho público jóven porque se sienten identificadas con mi gusto tanto por la moda como por la cocina y ven en mí una unión que hoy en día no está muy extendida todavía.
  •   ¿Les aconsejarías adentrarse en el mundo de la cocina profesional?
Tienes que tenerlo muy claro antes de adentrarte, y eso incluye saber que realmente te gusta la cocina. Este mundo no es ninguna tontería. Hay que tomárselo en serio porque es muy sacrificado. Así que mi consejo es que se lo planteen antes de que tomen la decisión. No estoy diciendo de ninguna manera que no sea una profesión bonita, pero sí que es dura. Pero como siempre digo, si trabajas con algo que te apasiona no te importa el tiempo que inviertas en él. Esta es una forma de verlo que surge a raíz de lo que he vivido en el programa y por lo que me han contado chefs que se dedican a ello. Yo nunca he ejercido así que no puedo dar mi propia opinión como cocinera profesional. Sin embargo, sí puedo explicar lo que he percibido a través de la experiencia de otros.
  • ¿Crees que personas con un perfil público como el tuyo pueden tener una influencia real en una alimentación equilibrada?
¿Por qué no? Si lo demuestras planteando unas dietas y rutinas alimenticias saludables, simplemente se trata de que que la gente confíe en ti y las lleve a cabo, igual que yo confiaría en el juicio de personas a las cuales considero influyentes.
  •  Sabemos que has dado talleres presenciales de repostería, ¿eres más de dulce que de salado?
Soy más de dulce para comer, pero más de salado para cocinar. La repostería es increíble y deliciosa, pero también es muy precisa y se debe saber muy bien lo que se hace en cada momento porque corres el riesgo de arruinar un plato por un cambio minúsculo en la receta.  En cambio la cocina salada es algo más llevadera y más fácil para los cocineros amateurs. Pero vamos, ¡que me atrevo con todo! (risas)
 
  El 2016 empieza con buen pie para Andrea, que en abril empezará un curso en el Basque Culinary Center, una parte de su premio como finalista en MasterChef. Desde aquí le deseamos la mejor de las suertes y muchas, muchas butterflies muy dulces.

¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en las redes sociales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies