Huevos de Pascua, el origen

Los más pequeños de la casa, y seguro que también los más mayores, tenemos dificultades para resistirnos al chocolate, especialmente cuando está tan hermosamente decorado como los huevos de Pascua. Por ese motivo los maestros pasteleros de Chousa os contamos hoy la historia de estas pequeñas delicias que alegran la Semana Santa de muchas familias. ¿Estáis listos para hincarles el diente? Pasad hasta la cocina 😉

Huevo de Pascua-Galletas de Pascua

Galletas de Pascua de Liliana Fuchs

Como la mayor parte de los alimentos que compartimos en fechas señaladas, los huevos de Pascua se relacionan íntimamente con la religión. En el caso de Europa, Estados Unidos y América Latina, estas pequeñas joyas de chocolate tienen un profundo sentido cristiano, a través del cual se ensalza la resurrección de Cristo. Pese a ello, si miramos atrás en el tiempo, y al igual que sucede con el tronco de Navidad, no podemos obviar rasgos precristianos en los dulces que hoy regalamos a familia y amigos.
 
Éxodo y primavera

La Pascua judía, durante la cual se recuerda la migración desde Egipto a Palestina contada en el libro del Éxodo, incluye entre los menús que se comparten el huevo cocido. El motivo de incluir este ingrediente no es otro que recordar los años de esclavitud sufrida en el país del Nilo. Sin embargo, no todas las tradiciones pre-cristianas, o paganas, sobre el huevo de Pascua se relacionan con momentos trágicos. En las culturas eslavas, nórdicas y germanas (quizá recuperado a través de cultos indoeuropeos) se celebra la fertilidad y el equinoccio de primavera. Por ello, se recurría a símbolos de renacimiento como el huevo y, a mayores, también el conejo. De ahí la suma, en muchas celebraciones de los dos últimos siglos, de que sea un conejo quien ofrece a los niños los huevos de Pascua.

 
Chocolate, mucho chocolate

Los primeros huevos que se regalaban, y aún hoy son costumbre en Europa del Este, eran de gallina o pato y se decoraban con delicados diseños florales. Los más destacados son, quizá, los de Fabergé, obsequiados a los zares rusos y ahora objeto de deseo de coleccionistas internacionales. A pesar de que aún hoy en Europa Central y del Este se adornan casas y barrios enteros con huevos de intrincado diseño, lo más pequeños de la familia centran sus preferencias en los de chocolate. El origen de la primera versión en cacao, se disputa, como como en muchas otras tradiciones culinarias, entre Francia y Alemania. Sin embargo, serían los hermanos Cadbury quienes desarrollaron, alrededor de 1875, la tecnología y conocimientos para permitir la fabricación en grandes cantidades de estas delicias que hoy nos arrancan más de un suspiro.

Huevo de Pascua Chocolate

Huevo de Pascua de Recuerdame que recuerde

Ahora que se acerca la Pascua, a nosotros se nos hace la boca agua al pensar en estas delicias, ¿de verdad somos los únicos? Estamos seguros de que a ti también 😉

 

 

 

 

¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en las redes sociales.

  • Kat2808

    Son ideas muy bonitas, me encantaron. Los huevos de pascua son muy bonitos para regalar. Y quedan aún más padres con estas ideas.

    • Hola Kat2808, muchas gracias por escribirnos. La verdad esque el chocolate siempre queda bien, pero si le añadimos un toque colorido, mucho mejor. Un saludo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies