Cómo maximizar las ventas de tu restaurante (III): la barra como nueva mesa

Cómo maximizar las ventas de tu restaurante: la barra como nueva mesa

Una de las mayores preocupaciones para cualquier persona que gestione un restaurante es conseguir aumentar las ventas. Hoy os ofrecemos una nueva alternativa, que además de ser tendencia gastronómica, te permitirá ganar espacio en tu negocio. Hablamos de la barra como nueva mesa.  ¡Súbete al taburete y pasa hasta la cocina!

 


El 15 de junio se celebra el Día Internacional de la Tapa,  una tradición muy ‘made in Spain’ y fiel reflejo de la vida de nuestras barras.  Estas sirven como excelente recurso para aprovechar el espacio si el comedor está lleno, pero más allá de esta opción, queremos reivindicar la importancia de este concepto como experiencia gastronómica. Y es que las barras desprenden vida, son alegres y bulliciosas y además, animan a establecer conversaciones distendidas entre el cliente y el personal que los atiende, fomentando una relación de confianza y ayudando a fidelizarlo.

Nuevo concepto de comer en la barra

Aunque las barras llevan toda la vida siendo uno de los espacios más característicos de nuestra cultura gastronómica, el nuevo modelo ha conquistado la alta cocina. El restaurante Nou Manolin, de Alicante, ha sido el precursor de este movimiento. Fue fundado por Vicentina y Vicente Castelló en en el año 1971, que decidieron colocar unos taburetes en torno a una barra en forma de “U” y allí despachar platos recién hechos. La idea sirvió de inspiración al chef francés Joel Robuchon, uno de los más reconocidos del mundo, para diseñar su restaurante L’Atelier. Después de que la idea triunfase, en los años noventa empezaron a surgir en todo el mundo más barras con cocina a la vista, aunque es en la actualidad cuando se ha convertido en el último grito de los restaurantes “top” del mundo.

 

Además de las clásicas tapas y pinchos tradicionales, las barras se reinventan y en ellas se puede probar desde propuestas “finger food” de grandes platos de alta cocina hasta menús degustación con sabor a “Estrella Michelin”.

 

El nuevo concepto de “comer en la barra”, que ya ha arrasado en ciudades como Nueva York o Londres, busca ofrecer una cocina de vanguardia, donde los clientes se sientan en sillas altas y comparten mesa (digo, barra) con otros comensales, en un ambiente más informal que invita a interactuar.

¿Qué negocios pueden sacar partido a la barra?

Este modelo de negocio es ideal para restaurantes pequeños. Muchos de ellos se convierten en los llamados “tasting rooms”, donde los propios chefs hacen a la vez de camareros y el cliente, además de disfrutar de las propuestas gastronómicas, asiste en directo al cocinado. Esto se traduce en una experiencia mucho más enriquecedora para él. No obstante, conviene recordar, que para atender a este nuevo comensal, es necesario contar con un equipo de trabajo formado por personas muy empáticas, capaces de conectar con el cliente, conocer sus necesidades y anticiparse a sus deseos.

 

Otra ventaja que este formato es su dimensión social, y es que además de comer, beber y relacionarse, los comensales comparten su experiencia en las redes sociales, convirtiéndose en embajadores de tu propio restaurante.

 

Y tú, ¿has introducido el nuevo concepto de barra en tu restaurante? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en las redes sociales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies