Quinta gama y Sous Vide

Tecnología Sous Vide o cocina al vacio

ChefSteps

Hoy vamos a dedicar nuestro post a hablar un poco más acerca de los productos quinta gama y de la tecnología Sous Vide.

QUINTA GAMA ¿QUÉ ES?

    Los alimentos quinta gama, también llamados de alta gama, son platos ya cocinados y listos para consumir. Entre las mejores tecnologías para la creación de estos productos está  la llamada “Cocina al vacío” o “Sousvide”.

 

SOUS VIDE ¿QUÉ ES?

    Sous vide es un término en francés que se traduce como “cocina al vacío”. Con esta técnica cocinamos  el alimento a unas temperaturas muy suaves que hace que mantengan todas sus características organolépticas y nutritivas conservando todo el sabor y la textura de los mismos.

 

COMO NACE LA TECNOLOGÍA SOUS VIDE

    Esta innovación se atribuye a George Pralús. Este Chef aplicó este método consiguiendo reducir las mermas que se producían durante la cocción del foie gras de un 40% a tan sólo un 5%.

 

¿CÓMO FUNCIONA?

    Este proceso se compone de diferentes fases. En primer lugar se cortan y se preparan los alimentos que se van a cocinar, se envasan al vacío y cocinan en un baño de agua a temperaturas de entre 65 y 95 grados durante un tiempo muy prolongado, puede incluso que más de 24 horas dependiendo del alimento que vayamos a cocinar.

Inmediatamente después de la cocción se procede al enfriamiento rápido del producto y a su posterior almacenamiento en congelado.

En Koama ofrecemos un amplio menú de quinta gama, preparado con la tecnología Sous-Vide consiguiendo una calidad extrema, obteniendo productos sin conservantes y consiguiendo sabores que deleitan a todos los comensales.

 

VENTAJAS PARA LOS CHEFS

  • Fácil y rápida regeneración del plato. Sólo son necesarios 5 minutos para culminar la preparación del plato ante el cliente, garantizando a los clientes, rapidez en el servicio y calidad en los productos.
  • Posibilidad de determinar el coste exacto de los platos, sin renunciar a la calidad o a la personalización de cada restaurante.
  • Mayor diversidad en el menú que se ofrece a los clientes sin necesidad de mayor inversión.
  • Se reducen las mermas de producto.
  • Estandarización de los platos, dando al cliente siempre la misma calidad.
  • Reducción de los riesgos sanitarios ya que los platos están semielaborados, pasteurizados y envasados al vacío, lo que les confiere una garantía total de calidad y homogeneidad.

¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en las redes sociales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies