San Valentín en el restaurante, consejos para una noche única

Queda muy poco para el 14 de febrero. Llega San Valentín y todos los enamorados planean la forma de convertir ese día en un encuentro mágico, muy especial. En la elección del menú hay muchas ideas, en cuanto a decoración, el sitio adecuado, los ingredientes y el menú que influirán en la experiencia que ofrezcamos a nuestros clientes. Hoy te traemos tres consejos que convertirán la noche de San Valentín en el restaurante en un momento único, ¿pasas hasta la cocina?

San Valentín en el restaurante

Cualquier cena es especial en un restaurante, pero en San Valentín los clientes buscan ir un poco más allá, desean compartir una experiencia gastronómica inolvidable. Con estos tres pequeños consejos, muy sencillos de poner en práctica, tus clientes no querrán abandonar la mesa.

San Valentín en el restaurante: Unos apasionados tragos de un rojo pasión.

Un cóctel de un atractivo color rojo es uno de los grandes aciertos para esa noche. Hay muchas ideas. Una de ellas, con un sugerente nombre, es el llamado “Beso de frambuesa y chocolate”, elaborado a partir de unas frambuesas que se aplastan un poco en la coctelera, añadiendo vodka y jugo de arándanos, agitando bien y sirviendo bien frío.

 

El uso de la granada y su elegante color rojo también es un detalle que no puede faltar. La granada es una protagonista absoluta de la cena de San Valentín, pues el resultado final en cuanto al colorido marcará la diferencia.

 

Si la persona a la que se ofrece esta cena especial es una apasionada del vino, no puede faltar el Lambrusco, bien como bebida durante la cena o como cóctel al finalizar la misma. Una idea que también puede resultar muy brillante es una infusión de vodka con fresas y romero. Las fresas aportarán un atractivo tono rojo, y el romero un toque aromático muy sugerente para la ocasión.

 

Por supuesto, para todas aquellas personas que no desean bebidas alcohólicas, la granada, las frambuesas y las fresas pueden ser presentadas en forma de cócteles frescos sin rastro de alcohol. Muchas recetas, de hecho, son ligeras variaciones de famosos cócteles que no deberían aumentar considerablemente el tiempo de preparación.

San Valentín en el restaurante: Ingredientes delicados y especiales.

Es muy conocido el  supuesto efecto afrodisíaco de las ostras, pero hay muchos otros ingredientes que se pueden combinar en una cena de este tipo que pueden resultar sugerentes y deliciosos sin recurrir a clichés. De este modo, una brocheta de frutos de mar puede dar un toque marino  y diferente a la velada y no resultar abrumadora ni formar parte de un emplatado sobrecargado. En el aspecto más dulce, las fresas y el chocolate suelen ser aciertos en forma de postre, pero también pueden incluirse en el resto de platos del menú. A mayores, los frutos secos e ingredientes exóticos como el jengibre, siempre utilizados con mesura, incitarán a los comensales a nuevas experiencias gastronómicas.

San Valentín en el restaurante: Un menú especial y sugerente pero equilibrado

Una receta deliciosa y muy apropiada para la cena de San Valentín es el salmón a la miel. Pero hay muchas ideas más, tanto si se busca una cena formal, como si se está pensando en proponer tapas o picoteo. Lo más importante es, de todos modos, recordar que cualquier menú debe ser equilibrado y, si es posible, contar con una versión específica para personas con intolerancias. Esto no sólo abrirá las puertas de tu local a nuevos clientes, sino que, con muchas probabilidades, fidelizará aún más a aquellos que ya son habituales en tus mesas.

 

Entre los platos que recomendamos, recordamos siempre no potenciar los excesos y apostar por presentaciones delicadas. Las ensaladas son una acertada elección para esa noche romántica. Pero hay que buscar ingredientes con ese toque especial que exige la noche. Hay mucha variedad de opciones, desde el uso de naranjas, fresas y fresones, mango, aguacate y zumo de lima, higos, queso de cabra, nueces, jamón de pato o mozzarella.

 

En las carnes, la mejor elección es el solomillo con salsas de vino o, por ejemplo un pollo a la miel  al que las almendras y la canela darán ese toque entre lo romántico y lo afrodisíaco tan apropiado para una cena especial.

 

San Valentín es una noche muy importante, también en tu restaurante, pero, pese a ello, no debes olvidar poner en práctica todo tu saber hacer y el personal de sala debe estar impecable. Ellos serán los anfitriones de una cena muy especial que puede volver a repetirse año tras año si tu restaurante hace bien su trabajo 😉

 

Y tú, ¿ya has pensado en tu menú de San Valentín?

¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en las redes sociales.

  • Pato

    holaa !! encontré una red social re buena para ver todos los restaurantes … te muestra desde la carta, hasta lo que opinan los clientes… nunca está demas datear !! y así saber donde podemos comer y no decpcionarnos !

    ojalá les sirva ! 🙂

    link : https://www.zomato.com/es

    • Buenos días, muchas gracias por tu mensaje. Es interesante conocer las nuevas redes sociales asociadas a restauración. Un saludo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies