Tres motivos para introducir una carta de postres en tu restaurante

 

3 motivos para introducir una carta de postres en tu restauranteUno de los momentos más dulces para el comensal que acude al restaurante es el postre. La tradición española incluye una fuerte pasión por extender la sobremesa, un momento de relax y disfrute de las delicias más exquisitas de los chefs. Sin embargo, muchos negocios aún no explotan la tendencia en auge de los postres de autor. Hoy te damos 3 motivos para introducir una carta de postres en tu restaurante y ya no podrás negarte a seducir a tus clientes con el momento más dulce. ¿Pasas hasta la cocina?

 

1-Aumento del ticket medio

Si en tu negocio aún se cantan los postres del día de viva voz, quizás deberías saber que esta actitud del personal de sala incita, en muchas ocasiones, a que los clientes se salten la sobremesa. Recitar de memoria una lista no permite a los comensales pararse a meditar sobre los ingredientes, sus gustos o sus necesidades concretas.

 

Teniendo en cuenta que la elección de un postre puede hacer incrementar el ticket medio de cada mesa, perder esa opción no es nada deseable.

 

Si cuentas con una carta de postres equilibrada y atractiva, aumentarás el tiempo de permanencia en mesa y con ello las posibilidades de que los clientes se pidan también un café, infusión o licor. Todo esto no hará sino sumar en el ticket final.

 

Eso sí, recuerda tener muy en cuenta la rotación de clientes tu restaurante para valorar incluir más de una carta de postres en función de picos de usuarios (en los que ofrecerás postres de consumo más rápido) o momentos con menor afluencia de comensales (en los que añadirás postres más elaborados y de mayor precio)

 

2- Fidelización de la clientela

El momento del postre supone una ocasión ideal para poder mostrar al cliente la maña de los reposteros de tu establecimiento. Ofrecer una carta de postres equilibrada es una oportunidad única de hacerles querer repetir.  Para ello tienes que meditar muy bien qué tipo de clientela tienes y sus necesidades.

 

Entre las necesidades de cualquier cliente están las siguientes, que tienes que tener siempre en cuenta en todos tus menús, y también en el de sobremesa.

  • Postres equilibrados. El correcto equilibrio entre postres más calóricos y versiones “light”, así como preparaciones tradicionales junto a versiones más actuales dan lugar a una carta que puede atraer a todo tipo de clientes. Incluir fruta de temporada en esta carta es siempre un acierto, pero recuerda que puedes hacerlo de manera muy creativa y sin recurrir a piezas enteras. Aquí entra en juego la creatividad de tus chef, ¡ponlos a prueba!
  • Información de alérgenos. En cualquier carta es imprescindible que presentes de forma correcta y comprensible toda la información de ingredientes y posibles alérgenos.
  • Personal de sala con formación. Como te explicábamos antes, cantar los postres ya no se estila. A mayores, un personal de sala bien formado es el mejor cuerpo de embajadores que un restaurante puede tener. Si conocen perfectamente tu carta de postres podrán explicar su composición a los clientes y orientarles en su decisión.

 

3- Especialización equivale a diferenciación

En un mercado cambiante donde el consumo de los clientes se rige por las tendencias en redes sociales, contar con una especialización en productos y recetas equivale a diferenciarse del resto.

 

Al igual que ocurre con los cócteles de autor, que aspiran a complacer al cliente y proporcionarle nuevas emociones, si incluyes una carta de postres debes hacerlo pensando en deleitar y satisfacer a tus usuarios.

Carta de postres específica para Horeca de Chousa

Para hacerlo, empieza por analizar qué desean tus clientes y después transfórmalo en tu mayor fortaleza a la hora de la sobremesa. Estas son tres claves que te ayudarán a lograr una carta de postres con éxito asegurado:

  • Combina postres de autor con postres orientados a un público más general y sin olvidar la fruta de temporada. Para ello puedes apoyarte en catálogos específicos para Horeca como el de nuestros compañeros de Chousa que te ayudarán a mantener a raya el incremento en los costes sin renunciar a una carta  variada y de calidad.
  • Los minipostres son lo más indicado cuando necesitas decidir qué nuevas especialidades incluir en tu carta. De este modo ofreces al cliente la posibilidad de probar y compartir recetas con sus compañeros de mesa. Las opiniones que te den tras saborearlos te ayudarán a decidir cuáles se quedan y cuáles se caen de tu carta. Este formato, además, se adapta muy bien a los carros de postres, en los cuales los emplatados lucen más y casi nadie es capaz de resistirse. Para ello, una opción ideal es decantarse por las planchas precortadas, puesto que son muy versátiles a la hora de ofrecer postres surtidos con una deliciosa combinación de sabores.
  • Sorprende a tus clientes más fieles regalándoles periódicamente muestras de tus nuevos postres. Se sentirán mimados y no dudarán en darte su opinión sincera.

 

Después de conocer estas tres ventajas de las cartas de postres, ¿a qué esperas para incluirlas en tu restaurante?

 

Si ya tienes tu propia carta de postres nos encantaría saber cómo has llevado a cabo su creación. ¿Nos lo cuentas en los comentarios?

¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en las redes sociales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies