Cómo evitar la contaminación cruzada en el restaurante

evitar la contaminación cruzada en el restaurante

Si tu restaurante ya está al día de la normativa de alérgenos  conocer cómo evitar la contaminación cruzada te resultará útil. Una correcta comunicación de alérgenos no tendrá utilidad alguna si en tu cocina los platos o utensilios pueden  verse contaminados de forma accidental. ¿Quieres saber cómo evitar la contaminación cruzada en tu restaurante de forma eficaz? Pasa hasta la cocina, te lo explicamos.

 

La contaminación cruzada es uno de los problemas más comunes a los que deben enfrentarse todos los chef y los propietarios de negocios de restauración. Para evitarla, es indispensable poner cuidado en todas las actividades que llevamos a cabo en la cocina, pero algunos consejos básicos como los que siguen te facilitarán la vida de forma rápida y eficaz.

 

Evitar la contaminación cruzada en el restaurante: cada cosa en su lugar

Una de las normas básicas para evitar la contaminación cruzada en el restaurante, y una de las más efectivas, es la de asignar un lugar concreto a cada elemento e ingrediente. De este modo siempre tendremos los alimentos crudos separados de los cocinados, evitando que los gérmenes y bacterias hagan acto de presencia en productos listos para servir.

 

En muchos casos, y cuando el equipo humano es amplio o los turnos de trabajo partidos, es importante que todos los miembros de la cocina conozcan el código por el que se rige la colocación de los alimentos en la cámara frigorífica o la despensa. Para ello es muy útil contar con un sistema de catalogación. Este puede ir desde colores diferenciados para los sistemas de almacenamiento de cada producto o etiquetas personalizadas en función de las características de los ingredientes.

 

Además, si en nuestro restaurante contamos con productos que están destinados a un público muy concreto (por ejemplo, menús adaptados a personas con celiaquía), debemos prestar especial atención a mantenerlos alejados de otros alimentos crudos o cocinados. Si es posible, una buena opción es almacenarlos de forma totalmente separada para reducir los riesgos de contaminación cruzada al mínimo.

Tablas de cortar, punto crítico en la contaminación cruzada

Elementos como las tablas de cortar o los procesadores de alimentos, que nos hacen sin duda la vida más fácil día a día, son uno de los focos claves en la contaminación cruzada y su prevención. El motivo principal es que las tablas de cortar pueden ser usadas, por error, para manipular alimentos frescos o ya cocinados. Para evitar que esto suceda en tu restaurante, puedes optar por asignar una tabla distinta a cada proceso. En muchos negocios de hostelería se trabaja, como ya hemos indicado, con códigos de colores, lo que permite a todos los empleados detectar de forma rápida y segura para qué deben usar cada elemento. Además, es imprescindible lavar con agua caliente y jabón la tabla y cuchillos entre uso y uso.

 

Lo mismo sucede con la vajilla y cubertería. No podemos servir un ingrediente ya cocinado sobre el mismo plato en el que se ha manipulado cuando estaba crudo. Aunque parezca un consejo muy simple, este simple gesto es básico en la prevención de la contaminación cruzada en el restaurante.

 

Zonas de trabajo e higiene de los trabajadores

Si cuidamos de forma especial que ninguno de los utensilios con los que trabajamos funcione como vector de contaminación cruzada, lo mismo debe suceder con las distintas zonas de trabajo en el restaurante. Por ello es clave asignar diferentes áreas de la cocina a los distintos usos que se darán en ella. Una zona de lavado, una de procesado y una de cocinado evitarán confusiones y contaminaciones. Esto es de especial importancia cuando trabajamos con menús libres de alérgenos ya que el mero hecho de llevarlos a cabo en la misma zona que otros menús que incluyen frutos secos, por ejemplo, puede convertirlos en peligrosos para nuestros clientes alérgicos.

 

La higiene de tus trabajadores es un básico que tiene una influencia clave en la contaminación cruzada. Si su aseo y presencia es el correcto, en tu cocina no tendrá cabida ningún elemento contaminante proveniente del exterior.

 

¿Te ha resultado útil esta entrada en la organización de tu cocina profesional? Queremos conocer tu opinión para seguir mejorando día a día.

 

Si esta entrada te ha parecido interesante, no puedes perderte estas otras sobre la organización de tu cocina profesional:

¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en las redes sociales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies