El huevo y su punto de cocción.

Día mundial del huevo

Foto: Carlos Madrigal

    Como bien sabemos, el huevo es un alimento muy completo para mantener una dieta saludable y equilibrada. Tiene un alto valor nutritivo ya que nos proporciona proteínas, vitaminas y minerales esenciales para nuestro organismo.

 

    Cuando hablábamos de las curiosidades del huevo decíamos, que la mejor forma de cocinarlo para mantener todas sus propiedades organolépticas, era cociéndolo. ¿Cuántas formas conocéis de cocinar un huevo cocido? Hoy nuestro Chef Héctor López nos indica el punto de cocción exacto del huevo según el resultado que estemos buscando.

 Hector lopez
Huevos duros: Si queremos conseguir un huevo con la clara y la yema completamente cuajadas debemos cocinar el huevo durante 10 minutos, desde que el agua comienza a hervir. Si lo dejamos unos 8 minutos nos encontraremos con el huevo completamente cuajado a excepción de la parte más central de la yema que quedará un poco más cremosa.

Huevos pasados por agua: Si queremos mantener la textura del huevo prácticamente líquida, tanto la clara como la yema, el punto de cocción no pasará de 3 minutos desde que el agua comienza a hervir.

Huevos Mollet: Para conseguir que la yema se mantenga líquida y la clara casi cuajada, basta con cocer el huevo durante 5 minutos.

 

Huevos escalfados: 3 minutos de cocción son suficientes para conseguir un huevo escalfado con la clara perfectamente cuajada y una yema líquida. El problema con el que nos podemos encontrar al preparar este tipo de huevos, es que las clara se abra al entrar en contacto directo con el agua. Para evitar esto debemos usar siempre huevos muy frescos y añadirle un buen chorro de vinagre al agua, además debemos asegurarnos de que el agua hierva muy lentamente durante todo el proceso.
Huevo a baja temperatura: Cocinar el huevo, en agua o al horno, entre 63º y 65º aproximadamente durante 1 hora. Esta técnica es la que más usamos en mi restaurante, permite conseguir una textura muy especial, el huevo no está ni líquido ni cuajado si no que se queda en una especie de crema muy suave. Además, el cocinarlo a tan baja temperatura hace que no se queme la proteína del huevo.

 

    Para cualquier forma de preparar los huevos, lo mejor es procurar sacarlos de la nevera una hora antes de su cocción para que el huevo esté a temperatura ambiente al cocinarlo, de esta forma los tiempos son mucho más exactos.

 

    Ya habéis visto los consejos de nuestro chef, ahora queremos saber vuestras recetas con huevos ¿Con qué acompañas cada una de estas variedades?

 

*El huevo nos encanta como ingrediente en Con tu Cocina. Para ayudaros a conocerlo mejor hemos preparado esta pequeña guía sobre los códigos de trazabilidad empleados en la Unión Europea. Esperemos que os resulte muy útil.

¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en las redes sociales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies