Receta de falso risotto de mijo con crema de bogavante Koama (4 personas)

Receta de falso risotto con crema de bogavante koama

Entre las recetas de Navidad no puede faltar el bogavante, que se posiciona como un clásico entre los clásicos. Nuestro chef Héctor López da una vuelta de tuerca a este marisco y  nos propone un falso risotto con el que impresionar. Se trata de una preparación para cuatro personas que admite tanto un emplatado tradicional como una presentación más arriesgada.

¿Quieres saber cómo llevar a cabo este trampantojo y  marcar la diferencia? Pasa hasta la cocina, ¡qué arrancamos con la receta!

Ingredientes para el falso risotto de bogavante

 

Preparación del risotto

Tiempo estimado de preparación: 1 hora 30 min

Dificultad: Sencilla

Como en otras ocasiones hemos dividido los pasos de la receta en función del tiempo que necesitarás para cada uno de ellos. De este modo, podrás optimizar los tiempos y rentabilizar al máximo el esfuerzo de incluir este falso risotto de mijo en tu menú de Navidad.

  • Pon el mijo a remojo al menos 1 hora.

Añadir este paso previo a la preparación propiamente dicha facilitará la cocción del ingrediente principal de nuestro “risotto” y reducirá el tiempo necesario para que el grano esté en su punto. Si sabes que el reloj no va a ser un problema puedes obviar el remojo y saltarte este paso.

Sin embargo, si vas a  dejar reposar el mijo, recuerda planificarlo con antelación e instruir a tu equipo de cocina en detalle sobre la receta que llevarán a cabo. Sabemos que es una obviedad decirlo, pero detalles como estos son clave para lograr resultados en hostelería 😉

  • Escurrimos el mijo para retirar el agua.
  • Hervimos el mijo junto con la crema de bogavante durante 10 minutos.
  • Tras 8 minutos de hervor, añadimos los langostinos, almejas y berberechos para lograr que estén en su punto. Mantenemos a fuego alto hasta lograr su completa cocción.

Si no has puesto a remojo el mijo, deberás añadir un tiempo extra a esta fase la preparación y valorar el punto de cocción del cereal probándolo de forma periódica.

TRUCO DEL CHEF: Añadimos el marisco casi al final de la cocción para evitar que se pase y se deshaga. El grano se empapará de la crema de bogavante y contendrá todo el sabor a mar sin renunciar a la textura de los langostinos y los bivalvos. Además, podrás aprovechar estos últimos para lucirte con el emplatado.

Emplatado

Para esta receta, Héctor apuesta por la simplicidad y recomienda que el marisco se convierta en el foco. Para ello puedes emplear un anillo  de emplatado y situar el mijo como base.

Sobre ella, coloca los langostinos (perfectamente desvenados) y las almejas con su concha.

Nuestro chef es fan de las flores comestibles, así que si tú también crees que combinan con tu concepto de restaurante, no dudes en añadirlas e incitar a tus comensales a degustarlas.

¿Por qué añadir el mijo al menú de tu restaurante?

El mijo es un cereal con gran antigüedad que comienza a sonar fuerte en nuestro país. Cada vez son más los restaurantes que se animan a introducirlo en su carta pese a tratarse de un grano poco conocido en nuestra gastronomía.

Usado de forma habitual en Asia y África, el mijo ha ganado presencia gracia a tratarse de un cereal que no contiene gluten, lo que convierte resta receta en apta para celíacos.

Por otro lado, no existe una única variedad de mijo, lo que nos permite experimentar con texturas y recetas de lo más variadas para testar la aceptación de este ingrediente entre nuestro público

¿Habías preparado alguna vez un falso risotto? Cuéntanos la reacción de tus clientes en un comentario y déjanos con la boca abierta 🙂

¿Te ha gustado esta entrada? Compártela en las redes sociales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies